sábado, 24 de marzo de 2012

Canción de Alicia en el país - Serú Girán 1980

por Mario Rabey

Tomado de Un feca con los amigos
La letra de esta bellísima canción es de Charly García, y fue grabada e interpretada en público varias veces durante la dictadura militar. Yo estuve en el primer recital donde la tocaron, me parece que en el estadio de Obras. Estaba con mi hijo Pablo -entonces de tres años- a caballo en mis hombros.

Estoy seguro que la mayoría de los miles que estábamos allí sabíamos de qué se trataba la canción. Había un clima muy fuerte, de mucha emoción. Unos meses después, lo cantaban con varias decenas de miles, en la Rural. En el "enciende los candiles que los brujos piensan en volver ...!", cientos, miles de encendedores se encendieron en las manos del público.

No cuentes lo que viste (atrás de aquel espejo)
... no tendrás poder ... ni abogados ... ni testigos

Era exactamente la manera que había encontrado el poeta Charly de contarlo.

En esos días, las Madres, las "Locas de Plaza de Mayo", las Madres del Dolor, lo contaban delante del Rey de Espadas, alrededor de la Pirámide de Mayo.





Canción de Alicia en el país

Quién sabe Alicia este país
no estuvo hecho porque sí.
Te vas a ir, vas a salir
pero te quedas,
¿dónde más vas a ir?
Y es que aquí, sabes
el trabalenguas trabalenguas
el asesino te asesina
y es mucho para ti.
Se acabó ese juego que te hacía feliz.
No cuentes lo que viste en los jardines,
el sueño acabó.
Ya no hay morsas
ni tortugas
Un río de cabezas aplastadas
por el mismo pie
juegan cricket
bajo la luna.
Estamos en la tierra de nadie,
pero es mía.
Los inocentes son los culpables,
dice su señoría,
el Rey de espadas.
No cuentes lo que hay detrás de aquel espejo, no tendrás poder
ni abogados,
ni testigos.
Enciende los candiles que los brujos piensan en volver
a nublarnos
el camino.
Estamos en la tierra de todos,
en la vida.
Sobre el pasado y sobre el futuro,
ruinas sobre ruinas.
Querida Alicia.
Se acabó ese juego que te hacía feliz

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada